Durmiendo en camita

Puedo afirmar con total seguridad que mi hija esta creciendo mas rápido de lo que esperaba, parece que fue ayer aquel día en que decidimos en que era mejor traerla a dormir con nosotros a la cama, cuando apenas podía mantener erguida su cabecita y comenzaba a mamar. Ahora es toda una nena preciosa grandota.

Hace un par de semanas comenzamos a cuidar a una gordita de una casa cuna (no diré nombre por cuestiones de privacidad y seguridad), consiste en llevar a un niño a casa por los fines de semana para cuidarlo y brindarle cuidados de familia hasta que este niño sea restituido a su hogar o que quede definitivamente para adopción. La gordita que nos asignaron duerme solita en su cama y es por eso que a Dido le entró como una curiosidad por saber que se siente así que cuando venia la otra gordis comenzaron a dormir juntitas. Y ayer cuando dijimos que era hora de hacer noni ella se fue solita a esa cama de su antes-antigua habitacion, la abrió y llevo un par de peluches (no tengo la menor idea del por que ese apego por los peluches) cuando la vimos supimos que era el momento. Al principio me daba mucha cosita dejarla sola, me quedé con ella hasta que se durmió pero no quería que me sentara en la cama o que me acostara con ella, ya estaba decidida a que tenía que hacerlo sola. Cuando se durmió pensé en sacarle una foto así acurrucadita pero sinceramente estaba con un nudo en la garganta, no pude. Estaba muy feliz pero a la vez con muchisima nostalgia así que preferí guardarme esos momentos en lo mas profundo de mi ser, a mi pequeña bebita.

Anoche no pude dormir bien del todo, me levante varias veces para ir al baño y de paso mirar como estaba, me faltaba algo en la cama y muchas veces me desperté sobresaltada pensando en que se había caido hasta recordar que estaba en la habitacion del fondo del pasillo. Tal vez yo no estaba preparada para este cambio, en un momento pensé en ignorar sus propios deseos y traerla de nuevo a la cama por miedo a que me necesite, pero simplemente decidí relajarme y respetar sus necesidades y deseos. Esta mañana Dido se levanto solita y feliz, cuando llego a nuestra cama se puso a saltar de contenta para despertarnos.  Soy tan feliz, estoy tan orgullosa de como lo logró solita y fue precioso ver ese brillo en sus ojitos cuando me dijo: To tola ma! (yo sola má)
Lilypie Third Birthday tickers

Tantrum 911 ¿Una herramienta efectiva contra las rabietas?

Tantrum 911, es un producto compuesto por una fórmula secreta que según indican ayuda al niño a reiniciar su mente durante las rabietas.

Navengando por la web, descubrí un producto estadounidense llamado “tantrum 911” para calmar las rabietas del niño.  Consiste en un frasco con un aromatizante líquido con fragancias de frutilla, banana y otras especias.  En la página del producto se muestra al mismo como un método efectivo para calmar rápido las rabietas de los niños e incrementar el diálogo entre los padres.

El producto funciona de la siguiente manera, al oler las fragancias el cerebro del niño libera dopamina, una hormona y neurotransmisor encargado de hacernos sentir bien y se calman los berrinches, este producto dice ser natural y no perjudicial para la salud de los niños.

Yo no pienso que se pueda llamar al producto como algo natural, ya que contiene químicos que pueden dañar la piel de los niños, hay peligro de que el niño ingiera el producto, que cause una reacción alérgica o que el líquido penetre en las fosas nasales ocasionando daños graves en su organismo.

Además es muy invasivo colocar este producto tan cerca de la boca y la nariz del niño, lo cual seguramente lo asustará provocando el riesgo de derramar el producto en una zona sensible de su cuerpo como pueden ser sus ojos. Los niños al hacer un berrinche, no estan dispuestos a cooperar y mucho menos a llevarse algo desconocido a la cara.

El producto consiste en distraer al niño de la rabieta, es decir que no es necesario este producto para lograrlo, cuando podemos buscar otra manera de llamar la atencion del niño para que se olvide del berrinche.

Pienso que como padres no debemos buscar siempre la solucion más facil y rápida, debemos permanecer al lado del niño cuando algo le afecte, hablar con el sobre sus necesidades, sentimientos y razonar juntos. Pienso que la paternidad representa algo más de esfuerzo por parte de los padres, la solucion rápida no siempre es la mejor y debemos enseñarle a nuestros hijos que no necesitan consumir ningun producto para solucionar sus problemas.

Por mi parte estoy en contra de la utilizacion de un producto que tal vez pueda causar un daño en nuestros hijos, habiendo otras maneras de solucionar el tema.

Video: Los efectos de Tantrum 911, el producto parece funcionar pero la madre obliga a la nena asustada a usar el producto