Durmiendo en camita

Puedo afirmar con total seguridad que mi hija esta creciendo mas rápido de lo que esperaba, parece que fue ayer aquel día en que decidimos en que era mejor traerla a dormir con nosotros a la cama, cuando apenas podía mantener erguida su cabecita y comenzaba a mamar. Ahora es toda una nena preciosa grandota.

Hace un par de semanas comenzamos a cuidar a una gordita de una casa cuna (no diré nombre por cuestiones de privacidad y seguridad), consiste en llevar a un niño a casa por los fines de semana para cuidarlo y brindarle cuidados de familia hasta que este niño sea restituido a su hogar o que quede definitivamente para adopción. La gordita que nos asignaron duerme solita en su cama y es por eso que a Dido le entró como una curiosidad por saber que se siente así que cuando venia la otra gordis comenzaron a dormir juntitas. Y ayer cuando dijimos que era hora de hacer noni ella se fue solita a esa cama de su antes-antigua habitacion, la abrió y llevo un par de peluches (no tengo la menor idea del por que ese apego por los peluches) cuando la vimos supimos que era el momento. Al principio me daba mucha cosita dejarla sola, me quedé con ella hasta que se durmió pero no quería que me sentara en la cama o que me acostara con ella, ya estaba decidida a que tenía que hacerlo sola. Cuando se durmió pensé en sacarle una foto así acurrucadita pero sinceramente estaba con un nudo en la garganta, no pude. Estaba muy feliz pero a la vez con muchisima nostalgia así que preferí guardarme esos momentos en lo mas profundo de mi ser, a mi pequeña bebita.

Anoche no pude dormir bien del todo, me levante varias veces para ir al baño y de paso mirar como estaba, me faltaba algo en la cama y muchas veces me desperté sobresaltada pensando en que se había caido hasta recordar que estaba en la habitacion del fondo del pasillo. Tal vez yo no estaba preparada para este cambio, en un momento pensé en ignorar sus propios deseos y traerla de nuevo a la cama por miedo a que me necesite, pero simplemente decidí relajarme y respetar sus necesidades y deseos. Esta mañana Dido se levanto solita y feliz, cuando llego a nuestra cama se puso a saltar de contenta para despertarnos.  Soy tan feliz, estoy tan orgullosa de como lo logró solita y fue precioso ver ese brillo en sus ojitos cuando me dijo: To tola ma! (yo sola má)
Lilypie Third Birthday tickers

Anuncios

Mama y profesional: Mi gran dilema

Me imagino que para todas las mamis nos llega ese momento en el que nos toca decidir, pensar reflexionar y tener en claro que queremos para nuestro futuro, especialmente si son padres jóvenes.

Unos meses atrás mi esposo tuvo que decidir que iba a hacer con su carrera, su sueño de siempre fue convertirse en pediatra pero la inmensa carga horaria y la paternidad le pareció mucho, así que finalmente opto por seguir siendo compositor trabajando en casa para pasar mas tiempo con Dido.

Al parecer ahora es mi turno de decidir, no me había dado cuenta cuantas horas tengo que pasar fuera de casa con todos los ensayos, el trabajo y la facultad, ya no le dedico a mi hija el tiempo que ella necesita. Esta semana he logrado acomodarme mas al trasladar los ensayos a casa, pero la semana que viene vuelve la rutina y las horas en las que no puedo disfrutar de mi chiquita.

Es que 8 o 9 horas fuera de casa a ella le afectan, colechamos, aun toma teta cuando tiene oportunidad y los fines de semana cuando no estoy estudiando me la paso jugando con ella, pero yo no quiero ser una madre ausente.

Cuando me fui de mi ciudad vine con un objetivo, que era el de formarme como mejor profesional y a lo largo de estos dos años mi vida ha cambiado completamente, he pasado de salir del colegio, entrar a la facultad, vivir sola, convertirme en mamá, casarme y mis propuestas profesionales cada vez son mejores, pero demandan mas horas que mi hija necesita.

Y por eso estoy en un dilema, esta mañana me llamaron para darme la propuesta que puede cambiar mi vida totalmente, pero eso incluye ir a Italia a vivir por unos meses. Claro, mi esposo y Dido pueden ir pero los ensayos y mis estudios allá demandaran aun mas carga horaria y menos vida familiar.  Y creo que esto tenía que pasar, me sentí muy conforme y aliviada cuando mis metas profesionales de desarrollaban con calma pero de un momento al otro todo comenzó a crecer de una manera impresionante, mas de lo que yo me esperaba, estuve en el momento y el lugar exacto para que eso sucediera y tuve la suerte de salir yo.  No es que no quiera cumplir algunos de mis sueños, es que simplemente todo sucede muy rápido y se que hay oportunidades que solo se presentan una vez en la vida, así como tener dos años sucede una vez en la vida y tanto para mi hija como para mi es muy importante compartir esos momentos.

La semana pasada tuve un concierto, uno de los mas importantes hasta ahora en mi vida, estaba super cansada pero muy feliz. Cuando terminé salí y afuera encontre a los dos amores de mi vida, al costado de la multitud esperándome mientras habían personas que se me acercaban para felicitarme y no me sentí bien porque a los primeros que hubiera querido abrazar es a ellos, pero a diferencia de eso los sentí como hechos a un lado, cuando ellos son los protagonistas en mi vida.

Por otro lado también esta este proyecto en el que vengo trabajando desde que tengo 4 años, después de una vida entera de ensayos y puedo decir que he tenido mucha suerte en llegar en donde estoy ahora, si me bajo estoy segura que no va a volver a suceder y tengo miedo que en otro momento de mi vida sienta que no hice mucho para lograr mis objetivos profesionales, todo el apoyo de mis padres, de mi familia, de mis amigos, el esfuerzo de tantos años para llegar a donde estoy. No quiero perder eso, pero mi hija es también una gran parte de mi vida y mi felicidad depende en gran parte de ella.

Muchos sentimientos juntos, amo mi carrera y las propuestas me llenan de ilusión, pero mi familia es lo primero si tan solo hubiera alguna manera de combinar las dos cosas, de encontrar el equilibrio perfecto tal vez no me hallaría en este dilema. Por ahora es momento de analizar que es lo mejor para mi familia.

Dido la escapista de 14 meses: Crónica del gran susto

Creo que desde el tiempo que llevo siendo madre este es el peor susto que me he llevado con mi hija, hubo otros pequeños sustos pero ninguno se compara a este.

Esta es la crónica de lo sucedido:

Esta mañana aproximadamente 5 de la mañana mi pareja se levanta para ir al baño y observa a Dido que duerme plácidamente, vuelve a la cama. Aproximadamente 8 de la mañana me levanto  y me comienzo a cambiar de ropa, en ese momento me sorprendió que Dido no se despertara con el ruido y cuando veo ella no estaba en la cuna. Pensé que tal vez a mi pareja se le había ocurrido llevarla a la cuna de su habitación aunque eso no tenía sentido y me fui a fijar, su habitacion estaba arreglada pero con algunos juguetes en el suelo, no había ordenado esto anoche? de repente me entró un miedo: las escaleras! no tenían cerradas las barandas de seguridad! (Dido sabe como abrirlas, la suerte es que hay veces en que le cuesta mas y finalmente se distrae con otra cosa) baje la escaleras y no vi nada, a nadie y menos a Dido, la busqué por toda la casa gritando y nada, me dio miedo que se hubiera caido a la pileta porque alguien tal vez haya olvidado las barandas de seguridad abiertas pero no estaba allí, se despertó mi pareja se cambió como pudo y fue a buscar al hombre de seguridad del barrio. Yo mientras tanto me quedé en casa llorando e intentando pensar que ella estaba bien, estaba casi segura que alguien se la había llevado, aunque me parecía raro que los perros no hayan ladrado. Entré al baño para lavarme la cara y sonó el teléfono, a esta altura me estaba haciendo la idea de que era el “secuestrador” fui corriendo y atendí el teléfono que estaba mas cerca que era el del lavadero, era mi mamá que me preguntaba si había buscado bien abajo de las camas y esas cosas, y yo hablaba muy fuerte con ella mientras le explicaba todo, de pronto en un canasto de ropa sucia aparece un piecito rosadito, dejé el teléfono y fui en busca de mi bebé que estaba profundamente dormida en el canasto de la ropa sucia, me dio mucho alivio haberla encontrado sana y salva, hermosa como siempre. La cargué y llamé a mi pareja al celular, pero el no contestaba, al rato viene con seguridad a casa y vio a Dido, le conté que estaba en el canasto de la ropa sucia, al de seguridad le dio mucha gracia y se fue, agradecimos la ayuda pero creo que ya se debe haber enterado medio mundo de nuestra pequeña escapista.

Reconstruyendo los hechos, ella trepó la cuna y se escapó, tal vez quiso subirse a nuestra cama pero no pudo, creemos que despues se fue a su habitación y sacó algunos juguetes, se aburrió bajo las escaleras y se metió a dormir en el lavadero. Al parecer Dido fue muy sigilosa, no nos despertó y nisiquiera los perros que anoche durmieron debajo de nuestra cama la siguieron como suelen hacer. En fin, despues de lo sucedido hemos decidido que volveremos a acostar a Dido en la cama con nosotros. Fue de terror, ahora se lo que sienten los padres de niños desaparecidos por eso recomiendo ayudar y apoyar a organizaciones como “missing children” que diariamente ayudan a encontrar a muchos niños y devolverlos a sus familias.

 

Gracias por leer! en estos días que me estoy preparando para la boda no puedo escribir posts informativos, ya que lleva mas tiempo porque debo hacer un trabajo de investigación antes de escribir, intentare subir uno lo antes posible.