Mama y profesional: Mi gran dilema

Me imagino que para todas las mamis nos llega ese momento en el que nos toca decidir, pensar reflexionar y tener en claro que queremos para nuestro futuro, especialmente si son padres jóvenes.

Unos meses atrás mi esposo tuvo que decidir que iba a hacer con su carrera, su sueño de siempre fue convertirse en pediatra pero la inmensa carga horaria y la paternidad le pareció mucho, así que finalmente opto por seguir siendo compositor trabajando en casa para pasar mas tiempo con Dido.

Al parecer ahora es mi turno de decidir, no me había dado cuenta cuantas horas tengo que pasar fuera de casa con todos los ensayos, el trabajo y la facultad, ya no le dedico a mi hija el tiempo que ella necesita. Esta semana he logrado acomodarme mas al trasladar los ensayos a casa, pero la semana que viene vuelve la rutina y las horas en las que no puedo disfrutar de mi chiquita.

Es que 8 o 9 horas fuera de casa a ella le afectan, colechamos, aun toma teta cuando tiene oportunidad y los fines de semana cuando no estoy estudiando me la paso jugando con ella, pero yo no quiero ser una madre ausente.

Cuando me fui de mi ciudad vine con un objetivo, que era el de formarme como mejor profesional y a lo largo de estos dos años mi vida ha cambiado completamente, he pasado de salir del colegio, entrar a la facultad, vivir sola, convertirme en mamá, casarme y mis propuestas profesionales cada vez son mejores, pero demandan mas horas que mi hija necesita.

Y por eso estoy en un dilema, esta mañana me llamaron para darme la propuesta que puede cambiar mi vida totalmente, pero eso incluye ir a Italia a vivir por unos meses. Claro, mi esposo y Dido pueden ir pero los ensayos y mis estudios allá demandaran aun mas carga horaria y menos vida familiar.  Y creo que esto tenía que pasar, me sentí muy conforme y aliviada cuando mis metas profesionales de desarrollaban con calma pero de un momento al otro todo comenzó a crecer de una manera impresionante, mas de lo que yo me esperaba, estuve en el momento y el lugar exacto para que eso sucediera y tuve la suerte de salir yo.  No es que no quiera cumplir algunos de mis sueños, es que simplemente todo sucede muy rápido y se que hay oportunidades que solo se presentan una vez en la vida, así como tener dos años sucede una vez en la vida y tanto para mi hija como para mi es muy importante compartir esos momentos.

La semana pasada tuve un concierto, uno de los mas importantes hasta ahora en mi vida, estaba super cansada pero muy feliz. Cuando terminé salí y afuera encontre a los dos amores de mi vida, al costado de la multitud esperándome mientras habían personas que se me acercaban para felicitarme y no me sentí bien porque a los primeros que hubiera querido abrazar es a ellos, pero a diferencia de eso los sentí como hechos a un lado, cuando ellos son los protagonistas en mi vida.

Por otro lado también esta este proyecto en el que vengo trabajando desde que tengo 4 años, después de una vida entera de ensayos y puedo decir que he tenido mucha suerte en llegar en donde estoy ahora, si me bajo estoy segura que no va a volver a suceder y tengo miedo que en otro momento de mi vida sienta que no hice mucho para lograr mis objetivos profesionales, todo el apoyo de mis padres, de mi familia, de mis amigos, el esfuerzo de tantos años para llegar a donde estoy. No quiero perder eso, pero mi hija es también una gran parte de mi vida y mi felicidad depende en gran parte de ella.

Muchos sentimientos juntos, amo mi carrera y las propuestas me llenan de ilusión, pero mi familia es lo primero si tan solo hubiera alguna manera de combinar las dos cosas, de encontrar el equilibrio perfecto tal vez no me hallaría en este dilema. Por ahora es momento de analizar que es lo mejor para mi familia.

Anuncios

  1. Uf! Esto está muy difícil, pero sé que hallarás la respuesta. Yo creo que habrá alguna forma de combinar todo, puesto que no creo que debas desperdiciar la oportunidad de crecer. Incluso se lo debes a tu familia, que no se verá beneficiada que tu te hayas quedado con las oportunidades y quizás alguna vez te puedas amargar por lo que pudo ser y no fue, y espero que nunca reprochar a la bebé y al maridito de frenar tu desarrollo personal.

    Ja! Justamente hoy leí un lamento acerca de que a la mujer de hoy se le exigen muchas cosas, debe ser la mamá, esposa, amante, amiga, profesional,… Perfecta. Pues eso no existe y, no queda más que encontrar un equilibrio. Tal vez si pudieras conseguir trabajar con tu hija presente, integrándola a tu arte, he sabido que lo antes lo has hecho. Ojalá que todo te salga bien y sigan siendo felices juntos.

    • Por ahora he decidido ordenar prioridades y a partir de eso tomar una decisión, veré que sucede en un futuro, se que se puede combinar la maternidad con las metas profesionales solo que es un poco mas difícil, por ahora estamos en el intento 🙂 Besos grandes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s