Estímulo del Habla

Erica
(Otras entradas)
Sobre Mí: Soy mamá de tres hermosos soles, dos niñas y un varón. Ellos forman parte de mi sueño hecho realidad. Ellos me hacen emocionar desde lo más profundo con una sola mirada, un dibujo, un beso lanzado al aire para ser atrapado, con su suave respirar en el silencio de la noche… Sé que el trabajo de una madre es incondicional e incansable, y que nunca se termina. Sé que me falta muchísimo por recorrer y descubrir. Y mi anhelo será siempre verlos crecer Felices

La primera vez que compré un librito para mi hija mayor ella tenía 7 meses. “Lo compro para mas adelante, tal vez después del año” pensé para mí. Era un hermoso libro de tapa dura, con dibujos grandes y colores brillantes, y en cada página tenía recubierto por distintas texturas diferentes partes del cuerpo de un tierno conejito. No me pude contener y al llegar a casa se lo mostré a mi niña mientras estaba sentada en mis piernas. Me quedé realmente sorprendida al ver el interés que puso en el libro, y como rápidamente descubrió que si tocaba en un lugar u otro las texturas se sentían diferentes. Le encantó! Y yo entendí la importancia que tenía este primer paso para su futuro desarrollo del habla y, años después, de la lecto-escritura.
Ese fué el primero de una hermosa colección de libros infantiles que fuimos adquiriendo a lo largo de 9 años
Siempre con mis hijos tomé el aprendizaje de palabras como un proceso natural, que por supuesto necesita estímulo y depende mucho de los adultos que estén en su entorno. Pero todos los niños tienen su propio ritmo, y debemos entenderlo y respetarlo. No todos son iguales ni desarrollan sus habilidades exactamente a la misma edad.

Antes de nacer los bebés pueden escuchar claramente a su madre y los sonidos exteriores. Esto ocurre desde el quinto mes de gestación. Hablarle, cantarle, acariciar la panza, poner música…, todo crea una conexión diferente a la física entre mamá y bebé que es muy gratificante, y además muy recomendada.

Cómo estimulamos el habla en nuestro bebé? Desde que nace. Desde sus primeros balbuceos nosotros los mayores tratamos de darle sentido a esos soniditos que hace al mirarnos, al llamarnos, al reir, al protestar. Incluso al amamantarlos la mamá naturalmente mima, habla y sonríe al bebé, y ella recibe la maravillosa respuesta de ese ser tan pequeño. Allí hay comunicación.

Pero otra etapa importante en el aprendizaje del habla, es que nuestros niños puedan comprender lo que se les dice. Por ejemplo si le pedimos la pelota que sepa lo que es, si le pedimos un beso que sepa que acción debe hacer. Y todo esto que a nosotros nos parece un proceso lento, para ellos se da en muy poco tiempo.

Debemos ofrecerle libritos con muchos personajes, objetos, colores, animales, y nombrarle uno por uno para que intente repetirlo. Claro que al principio no lo hace, pero lo va intentando y con el tiempo lo logra.
Es importante hablarle siempre de frente para que pueda ver el movimiento de nuestros labios y así intentar imitarlo junto a los sonidos que se emiten.

Las canciones infantiles son un gran estímulo. Siempre recuerdo que a mi primera niña le cantaba una canción desde que nació, cada vez que le cambiaba el pañal para que se quedara quietita. Y un buen día me llevé la sorpresa de que la cantaba conmigo, a su manera, y luego de a poco esas palabritas le fueron saliendo mejor y mas claras.
Allí entendí que los bebés aprenden todos los días, y cuando se sienten preparados lo hacen! En todo son así. Y lo mismo hice con mis otros hijos. Es hermoso hoy que ya son mas grandes escucharlos leer el mismo cuento que les leíamos de bebés, y en el caso de la mas chiquita que aun no sabe leer, fué un proceso maravilloso el escucharla de a poco cantar todas las canciones de un disco que le regalaron cuando tenía solamente 14 meses.

Por último siempre debemos hablar con nuestro bebé, aunque nos parezca que no nos entiende. Contarle lo ocurrido en el día, a dónde irá de visita, nombrar las personas que integran la familia y amistades, mostrarle y contarle todo lo que hay a su alrededor en un paseo al aire libre.. Todo se grabará en su cabecita, y simplemente cuando se sienta preparado nos sorprenderá con su explosión del habla, con expresiones y palabras que no esperábamos que maneje, y allí comprendemos TODO lo que aprendió y guardó en tan poco tiempo. En ese momento, hay que tomar papel y lápiz!… y ponerse a anotar todas esas palabritas, ocurrencias y razonamientos inocentes que tanto nos harán reir y sonreir por años, y que van a formar parte del bello recuerdo del inicio de una etapa.

Anuncios

Un comentario

  1. Que bello artículo!! me encanto! La voz y el rostro de mamá son las primeras cosas que estimulan el habla en los bebés, ellos pueden entender palabras y significados a partir del 6to mes de vida, Dido nos lo demostró mediante el lenguaje de señas sino no lo hubieramos creido. Leerles y cantarles también estimula su memoria y oido musical, de esa manera enseñamos el gusto por la música y por cantar, a mi me sorprendio mucho cuando Dido apenas tenía tres mesesitos intentaba cantar a su manera el dúo de las flores conmigo mientras practicaba para cantarlo, ahora cada vez que lo canto ella sonrie porque es una cancion que conoce 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s