Vocación de madre

Hace dos años atrás nunca se me hubiera ocurrido que me iba a convertir en madre de esta manera, ni que yo iba a intentar amamantar a una hija adoptiva, tal vez todo me hubiera parecido muy fantasioso e impropio de mí. Siempre me gustaron los niños pero tenía la sensacion que la maternidad iba a suceder en otra etapa de mi vida, pensaba que iba a poder planearlo y decidir en el mejor momento.

Nunca me sentí demasiado conectada con mi lado maternal, solo me sentía normal como el resto de chicas de mi edad y  nunca pensé que mi vida cambiaría por completo en un año, o mejor dicho en unos meses. Nunca imaginé que me iba a enamorar así de mi pareja y mucho menos pensé que me iba a enamorar tambien de ella, el pequeño fruto de su ser.

Cuando llegué a una ciudad desconocida para cumplir un poco mi sueño que es trabajar y vivir de lo que amo hacer nunca pensé en encontrarme con la persona que iba a enamorarme por completo, nunca pensé que era capaz de poner en pausa mi carrera por una pequeña personita que ya estaba viniendo en camino.

Nunca pude predecir nada de esto, tal vez si lo hubiera visto desde afuera y teniendo en cuenta mi carrera pensaría como el resto, que no debía hacerme cargo de esa niña porque no era mi hija. No fue una decisión, tampoco fue planeado, pero ella me enamoró por completo, no podía separarme de ella desde el momento que vi esa hermosa mirada, la mirada de un pequeño ser indefenso con miedo, impregnada del olorcito al papá y con esa carita de angel. En ese mismo instante no pude imaginarme la vida sin ella, se había convertido en unos segundos en todo lo que yo necesitaba para vivir, tan simple como eso y sin explicación. Ella no estuvo en mi vientre, no tiene mi sangre, no se parece a mí pero sin embargo estamos unidas por el amor, por un lazo sin explicacion y tal vez no tenga tanto sentido, me brotó todo ese instinto maternal que raras veces  había manifestado, y de pronto me imagine cambiando pañales, calmando su llanto en la madrugada, llevandola de la mano a su primer día de escuela, abrazandola y diciendo cuanto la amo, de pronto me di cuenta que  ella me regaló la vocacion de ser madre con solo una mirada.

Anuncios

  1. Qué historia tan maravillosa la de tu maternidad. Parece material para una película.
    ¡Enhorabuena por esa gran sensibilidad, y por tener tanto amor para dar!
    Un abrazo grande!!!!

    • Gracias Ileana!! aprendí muchisimas cosas sobre la lactancia gracias a tu blog! entre los blogs que mas me enseñaron está el tuyo y “mimos y teta”, hiciste posible en parte mi lactancia adoptiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s